No hay daño cerebral demasiado pequeño para ser ignorado, ni demasiado grande para perder la esperanza

Mi pequeña guerrera

Mi pequeña guerrera, después de casi 7 años solo puedo decir palabras de admiración hacia ti, una personita que nunca se ha rendido, Cuando hecho la vista atrás y recuerdo todo lo que ha pasado desde tan pequeña, solo me queda decir que mi pequeña guerrera será una persona de valores. ¿Qué el sufrimiento es bueno para las personas? No para nada, pero de todo lo malo se saca algo bueno, mi pequeña guerrera ha tenido que vivir experiencias que ningún niño a su edad a pasado, de lo cual me alegro, pero cuando la comparo a otros niños de su edad me siento orgulloso de ver en que se ha convertido. Esta experiencia estoy seguro de que el día de mañana le servirá para afrontar su vida con valentía, empatía y firmeza. Mi entrenamiento en fuerzas especiales a mí personalmente me ha servido para poder superar estos momentos tan duros, y estas experiencias a mi pequeña guerrera le servirán para cuando tenga que superar un momento difícil, se acuerde de esto y piense: «si siendo tan pequeña supere aquello, podre con esto». Pido a Dios que yo haya sido un buen padre, un buen tutor y un ejemplo para mi pequeña guerrera. Que lo que le he inculcado sea para su formación y su personalidad. Te quiero mi pequeña guerrera, estoy muy orgulloso de ti, aunque no te lo diga todos los días, pero si lo creo.

¡MI PEQUEÑA GUERRERA!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a mi blog y estarás informado de lo último que vaya publicando, no te preocupes de que no utilizaré tu correo para nada más, un gran abrazo

Loading